Colecciones

Devoción

Los católicos saben muy bien que su religión no necesita de entornos ni de accesorios para destacarse de todo lo que no es parte de su religión. Pero, por otro lado, una religión sin culto exterior puede conducir a la indiferencia.

A partir del siglo XVII, el arte religioso se concentró principalmente en las iglesias. Por sus dimensiones o sus valores propios, se convirtieron en sitios principales de expresión artística. El altar mayor, situado en el santuario de la iglesia, constituye el punto central del edificio. Las formas experimentaron transformaciones periódicas yel cambio en los gustos dieron como resultado decoraciones y piezas de mobiliario religioso en una gran variedad de estilos: Luis XIV, Luis XV, Luis XVI, neo-clásico, victoriano, etc.

La colección del museo consta de relicarios, Agnus Dei, ex-votos, cruces y crucifijos, así como de calvarios en botellas. La versión en francés e inglés contiene fotografías relacionadas.