Nuestra historia

La Maison Saint-Gabriel, acquise par Marguerite Bourgeoys en 1668 pour y accueillir les Filles du Roy.

La Maison Saint-Gabriel, museo y sitio histórico, abrió sus puertas en 1966. Situada en Pointe-Saint-Charles, esta magnífica casa tricentenaria es uno de los más bellos ejemplos de la arquitectura tradicional de la Nouvelle-France. Adquirida por Marguerite Bourgeoys en 1668 para acoger a las Hijas del Rey, permanece durante tres siglos en medio de las actividades agrícolas y educativas de la Congrégation de Notre-Dame.

Dos de los edificios de la Maison Saint-Gabriel, la granja y la casa de piedra, fueron declarados monumentos históricos en 1965. En 1992, el Ministerio de la Cultura y de las Comunicaciones de Quebec declaró oficialmente el sitio como histórico, convirtiéndolo así en un lugar único y privilegiado de sensibilización a la historia y al patrimonio quebequense, a partir del régimen francés. Desde el 2007, la Maison Saint-Gabriel es igualmente reconocida como Sitio Histórico Nacional de Canadá.

Cómo empezó todo

Marguerite Bourgeoys llegó a Ville-Marie en 1653. Tenía una visión clara de su misión en la pequeña colonia: instruir y educar a los niños y a los recién llegados, sin ningún costo.

Para lograrlo, fundó una congregación religiosa secular, la Congrégation de Notre-Dame. En 1662, recibe del Señor de Maisonneuve una concesión de tierra en Pointe-Saint-Charles. Ella la amplía comprándole a su vecino, François Le Ber, su tierra y su casa de piedra. Construyendo una verdadera finca modelo, Marguerite Bourgeoys garantiza la subsistencia de sus compañeras maestras. En 1671, el Rey Luis XIV le concede las Cartas Patentes y autoriza oficialmente «el establecimiento de la Congrégation de Notre-Dame en la Isla de Montreal en Nouvelle-France».